Zontes G1 125

Comparte en tus redes sociales!

Desde que se inició a finales del pasado mes de octubre la invasión de Zontes en el segmento de los 125 cc, la gama de modelos de este fabricante no ha parado de crecer y, ahora, nos ha tocado probar  la “Scrambler Neo-Retro” G1  125 estilo ‘vintage’.

Como el resto de la gama Zontes 125, esta G1  se destaca por su extenso catálogo de equipamiento de alta calidad y tecnología de última hornada. Es el caso del alumbrado “Full LED” con un faro que reúne en un elemento circular tres módulos con lente polielipsoidal en su parte superior para las luces de carretera o largas y dos con lente rectangular para las de cruce o cortas con el añadido de una guía luminosa en forma de aro en el perímetro del faro y cinco segmentos verticales en la parte inferior permanentemente iluminados como luz de posición. La tecnología LED también está presente en los cuatro intermitentes que recurren a una matriz de diodos con la particularidad de estar protegidos por una rejilla para salvar su integridad en conducción campera. El piloto posterior combina una guía luminosa horizontal para la luz de posición con una matriz de diodos debajo de la primera para la luz de freno.

El manillar recurre a unos protectores de manetas, maneta con mecanismo de apertura regulable, piñas exclusivas con retroiluminación para identificar los mando en condiciones de baja luminosidad, y una cerradura de contacto que incorpora, además de las funciones habituales, la apertura del asiento y un obturador para evitar el robo. En los extremos del manillar se fijan los retrovisores como mandan los antiguos cánones.

En lo que respecta a suspensiones, la G1  viene bien dotada con una horquilla invertida de gruesas barras, y un monoamortiguador ajustable en precarga de muelle, anclado directamente a un soberbio basculante de fundición de aluminio con los nervios de refuerzo a la vista y que adopta una estructura asimétrica ya que, por el lado derecho, tiene forma de “banana” para salvar la salida de su corto tubo de escape tipo megáfono.

Pero donde más se concentra la tecnología es en el motor. Se trata de un grupo mecánico desarrollado y fabricado por la propia Zontes y homologado bajo directiva Euro 5, con toda una larga lista de recursos técnicos de última generación como la refrigeración líquida, culata con cuatro válvulas, alimentación por inyección electrónica aportada de nuevo por la firma alemana Bosch, caja de cambios de seis velocidades e incluso embrague anti-rebote, una solución que viene de Moto GP y que permite bruscas reducciones de marcha sin que la rueda posterior pierda el contacto con el suelo. El rendimiento del motor queda patente al registrar una potencia de 14,6 CV a 9.000 rpm, casi en el límite permitido para la categoría de convalidación, y un par motor de 13 Nm a 7.000 rpm.

Las nueva Zontes acoge sendos frenos de disco sobredimensionados de 300 y 230 mm que incorporan de serie un modulador dual ABS aportado por el especialista alemán Bosch.

Otro detalle para presumir de esta G1  es el tablero de instrumentos. Se trata de una pantalla con mucha información dispuesta de manera que facilita su lectura de un simple vistazo: gráficos de cuentavueltas y nivel de gasolina, velocímetro con grandes dígitos, indicador de marcha engranada, temperatura del refrigerante, totalizador/parcial de kilómetros, reloj horario y modo de funcionamiento: S para uso deportivo y E para económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »